MAHLE Aftermarket le ofrece calidad de equipamiento original y know-how especializado en todo lo relacionado con los turbocompresores.

En los vehículos modernos, los turbocompresores aportan más potencia y menos emisiones de CO2. Debido a la tendencia hacia unos motores sobrealimentados más pequeños, su número aumenta continuamente.

En el caso de los motores diésel con inyección directa, se han impuesto prácticamente por completo. Si en los pasados años ya se produjeron aumentos perceptibles en los motores turbo diésel, ahora esta tendencia se está extendiendo también a los motores de gasolina. Según los análisis, el mercado mundial del recambio libre de turbocompresores asciende ya a más de 1000 millones de euros, y crecerá hasta unos 1700 millones de euros hasta el año 2018. Las estimaciones apuntan a más de 550 millones de vehículos con turbocompresores de gases de escape en todo el mundo.