A la última: sistemas de inflado de neumáticos con nitrógeno NitroPRO

En la era de la reducción del consumo de combustible y los sistemas de control de presión de los neumáticos, la presión de los neumáticos constante y correcta es fundamental. El inflado correcto de los neumáticos reduce la resistencia de rodaje y por tanto el recorrido de frenado, contribuye al ahorro de combustible e impide en gran medida la deformación y por tanto un desgaste prematuro de los neumáticos.

La resistencia de la presión del neumático puede incrementarse mediante el inflado con nitrógeno. Además, este gas puede reducir el peligro de incendio, por lo que ya se usa desde hace tiempo en neumáticos con una carga especialmente elevada como los de los camiones o coches de carreras.

Con el NTF 515, la nueva división MAHLE Service Solutions también pone a disposición de los talleres los sistemas profesionales de inflado de nitrógeno para neumáticos. Una tecnología de membrana revolucionaria en los equipos permite la producción propia de nitrógeno con el suministro de aire comprimido existente en el taller.

Ventajas para el cliente final:

Presión de los neumáticos constante:

  • Reducción en el consumo de combustible
  • Vida útil de los neumáticos más larga
  • Propiedades de marcha mejoradas
  • Mayor potencia

Ventajas para el taller:

  • Totalmente automático: modo de lavado y de inflado para hasta seis neumáticos simultáneamente
  • Ofertas de servicio técnico más amplias
  • Mayor fidelización del cliente