Gestión térmica MAHLE: termostatos de todo tipo

Como socio global, MAHLE Behr desarrolla y produce sistemas y componentes de gestión térmica para prestigiosos fabricantes de motores y automóviles. A partir de ahora, el recambio libre también se beneficiará de ello, p. ej. mediante productos de alta calidad con los márgenes correspondientes. Elementos de termostato, termostatos integrales, termostatos de carcasa, termostatos electrónicos, termostatos de anillo obturador y conmutadores térmicos componen la amplia gama de MAHLE Original y Behr. Todos ellos se encargan de que los motores de combustión funcionen de forma segura dentro del rango de temperatura eficiente: con rentabilidad y con niveles bajos de desgaste y emisión de sustancias nocivas.

Nuestros termostatos se someten a las máximas exigencias

Los termostatos MAHLE funcionan tanto con calor tropical como con frío ártico. Ponen cualquier motor rápidamente a la temperatura de funcionamiento correcta controlando el circuito de refrigeración. Para los distintos requisitos, MAHLE ofrece multitud de termostatos diferentes y otros componentes para la regulación de la temperatura:

Elementos de termostato Regulan con precisión los circuitos de refrigerante hasta aprox. 20 m3/h en turismos, vehículos industriales, motores estacionarios y maquinaria agrícola y de construcción.

Termostatos integrales: Son el desarrollo perfeccionado de los elementos de termostato: en el termostato integral ya están incorporados todos los componentes, como el elemento del termostato, la tapa y la junta. Puede abridarse directamente en el bloque motor.

Termostatos de carcasa: Constan de una tapa y una carcasa, es decir, la cámara de mezcla ya está integrada. Estos termostatos están completamente equipados, ya sea con tubos flexibles o con una brida y conexiones para tubos flexibles.

Termostatos electrónicos: En el material de dilatación de su elemento de trabajo está integrada una resistencia de calefacción eléctrica. El mando del motor con su diagrama operativo los regula directamente, y con ellos la temperatura del motor a fin de mantenerlo siempre dentro del rango óptimo con diversos estados de carga y funcionamiento. El resultado: un mayor rendimiento del motor, así como un menor consumo y emisiones.

Termostatos de anillo obturador: Regulan circuitos de refrigerante en motores de gran potencia a partir de caudales de aproximadamente 20 m3/h, por ejemplo en turismos y vehículos industriales grandes, en barcos y locomotoras. Gracias a la descarga axial del elemento de expansión, funcionan también de forma segura en circunstancias de carga hidráulica fuerte.

Sensores térmicos: Son extremadamente termosensibles, y proporcionan al control electrónico del motor datos sobre el nivel de temperatura actual en diferentes puntos del motor.

Termostatos de aceite: Regulan la temperatura del aceite en los cambios automáticos. Esto acorta la fase de calentamiento y mantiene a continuación el cambio a la temperatura de funcionamiento idónea. El resultado: menor desgaste, mayor confort en el cambio de marcha y ahorros de combustible de alrededor del 1% en los ciclos de conducción habituales.

Termostatos de recuperación de gases de escape: Regulan el flujo de refrigerante por la RGE (recirculación de los gases de escape)

Conmutadores térmicos: Protegen los vehículos parados contra el sobrecalentamiento del motor: el conmutador térmico abre o cierra el circuito de corriente cuando se alcanza una determinada temperatura de refrigerante, por ejemplo, junto a un ventilador del radiador. Los conmutadores térmicos de MAHLE Aftermarket están diseñados para una tensión de servicio de hasta 24 voltios.

Materiales: para la seguridad de las personas, los motores y el medio ambiente... solo lo mejor

El elemento de expansión consta de una mezcla de cera con características definidas con exactitud. Se encuentra dentro de una carcasa metálica resistente a la corrosión y constituye el corazón de un termostato. Un émbolo de metal móvil dentro del termostato determina qué camino toma el refrigerante: para el arranque en frío, el émbolo se encuentra en la posición inicial, y el refrigerante circula solo dentro de un circuito pequeño, con lo que se calienta rápidamente. A una temperatura determinada, la cera se funde, aumenta su volumen y al hacerlo mueve el émbolo a la posición de trabajo. Entonces el refrigerante toma el camino más largo hacia el radiador y genera así una temperatura de trabajo constante. Cuando baja el calor, se reduce el volumen de la cera: entonces un muelle presiona el émbolo de nuevo hasta su posición inicial.

Los elementos de expansión no requieren mantenimiento y son de larga duración. Su espectro de aplicación es muy versátil: hay fuerzas de aplicación de 30 N a 2500 N, carreras pequeñas o grandes y una multitud de rangos de regulación dentro del margen de temperatura entre -20 ºC y +130 ºC.

La alternativa moderna para accionamientos especialmente exigentes, p. ej. en vehículos híbridos, es el termostato de diagrama operativo.

Componentes del elemento dilatador

1. Émbolo

2. Pieza guía

3. Arandela de apoyo

4. Elemento de goma

5. Material de dilatación (cera)

6. Caja

Investigación y desarrollo para el taller: para que usted instale productos seguros también en el futuro

Desarrollo innovador: termostato electrónico

Un termostato electrónico de diagrama operativo puede aumentar considerablemente la eficiencia de un motor: el material de dilatación contiene un elemento calefactor que es activado por el mando del motor. En un diagrama operativo se define cuándo se aumenta el calor y hasta qué punto. Así, el termostato reacciona más rápido y con una precisión aún mayor, y mantiene el motor siempre dentro del rango óptimo con diversos estados de carga y funcionamiento. El resultado: más potencia del motor, una vida útil más larga y una reducción del consumo y las emisiones. La empresa Behr Thermot-tronik adquirida por MAHLE fue el primer fabricante de termostatos que desarrolló esta tecnología junto con un fabricante automovilístico.

Sección transversal de un termostato electrónico de diagrama operativo con conexiones eléctricas y resistencia de calefacción integrada en el elemento de cera.

1. Conector
2. Resistencia de calefacción
3. Platillo de válvula
4. Resorte de compresión
5. Caja (elemento de trabajo)
6. Elemento elastómero
7. Émbolo de trabajo
8. Guía (activador de circuito)
9. Carcasa

Vídeo/Animación

: Termostatos electrónicos

: MP4- (15280KB)

: Termostatos

: MP4- (15447KB)