Filtros aceite de MAHLE: amplia experiencia en muchos coches y motores

MAHLE lleva ya mucho tiempo fabricando filtros de aceite de alta calidad para grandes fabricantes de automóviles y motores, y naturalmente las mismas máquinas también producen filtros de idéntica calidad para el mercado del recambio libre. Tanta calidad ofrece claras ventajas: supone un funcionamiento fiable, un motor bien protegido y clientes satisfechos. Sin embargo, la variedad de modelos no deja de aumentar, ya que las nuevas arquitecturas de motor conceden cada vez menos espacio en el compartimento del motor. Los campos de aplicación van desde los motores diésel y de gasolina para turismos y vehículos industriales hasta los motores pequeños, pasando por motores de motocicleta. Dado que la lubricación óptima de los cojinetes en todos estos motores es extremadamente importante, todos los fabricantes de vehículos prescriben que se sustituya periódicamente el filtro de aceite.

Nuestros filtros de aceite se someten a las máximas exigencias

Downsizing (creciente potencia del motor o contracción en sus dimensiones), el uso de turbocompresores, la tecnología de arranque y parada, nuevos carburantes como el E10 o el biodiésel... los requisitos que deben superar el aceite del motor y el filtro de aceite son cada vez mayores. Además, los intervalos de cambio aceite son cada vez más prolongados, también debido a la protección medioambiental. Esto significa que los filtros de aceite deben ser cada vez más potentes y filtrar de forma fiable todas las partículas de suciedad durante hasta 50 000 km. Al mismo tiempo, deben ofrecer poca resistencia al aceite y ser cada vez más pequeños y ligeros. No es tarea fácil. Solo los mejores materiales y geometrías de plegado pueden cumplir estos requisitos. Los pliegues generan una gran superficie que necesita el filtro para recoger ampliamente la suciedad y garantizar un flujo de aceite suficiente.

Si en los fríos inviernos el aceite presenta un flujo especialmente denso o hay grandes acumulaciones en el filtro, esto se complica. Al arrancar el motor, el aceite frío genera hasta 20 bar de presión y fluye muy despacio por el filtro. En este caso se necesita una válvula de sobrepresión que franquea al aceite su recorrido hasta el motor. Otra válvula se encarga de que el filtro se llene con aceite fresco con cada nuevo arranque del motor: se trata de la válvula antirretorno.

1.) Carcasa:

  • los grosores de material suficientes proporcionan resistencia a la presión
  • el revestimiento en polvo, a modo de protección anticorrosiva resistente, evita fugas
  • las geometrías de separación definidas facilitan el desmontaje también en espacios constructivos reducidos

2.) Muelle:

  • el posicionamiento limpio del cartucho en la carcasa evita situaciones de by-pass en las interfaces

3.) Válvula de desvío:

  • la presión de apertura definida está adaptada a los correspondientes requisitos del motor
  • se garantiza el suministro de aceite también en fases de arranque en frío o con el filtro ya obstruido
  • junta de elastómero de calidad adecuada adaptada a los requisitos de temperatura

4.) Cerco interior:

  • evita que se colapse el cartucho
  • protege el medio y lo mantiene en la forma adecuada

5.) Elemento filtrante:

  • el plegado aumenta la superficie y con ella la capacidad de absorber suciedad
  • la resistencia química y térmica del medio garantiza una larga vida útil
  • la geometría de plegado adecuada minimiza la presión diferencial
  • los empalmes finales de los pliegues mediante grapas o adhesivo evitan los casos de by-pass
  • el grabado en el papel garantiza la distancia entre los pliegues y evita que formen bloques entre ellos
  • el uso de medios con distintas especificaciones permite la adaptación flexible a los respectivos requisitos de la industria del automóvil

6.) Válvula antirretorno:

  • evita el funcionamiento en vacío del filtro una vez apagado el motor
  • tras el nuevo arranque, hay disponible inmediatamente aceite para la lubricación del motor
  • sin retraso en la generación de la presión del aceite
  • junta de elastómero de calidad adecuada adaptada a los requisitos de temperatura

7.) Tapa:

  • la rosca y la curvatura adecuadas permiten una conexión óptima a la brida del motor
  • la forma correctamente diseñada del asiento de la junta ofrece sujeción a la junta de la brida

8.) Sellado:

  • la forma adecuada de la junta de la brida garantiza el sellado a lo largo de todo el intervalo de cambio
  • elección del material en función de los requisitos en cuanto a resistencia química y térmica
  • el filtro no se desprende debido a las vibraciones que se producen durante la marcha

Naturalmente, cada filtro de aceite debe separar el aceite antiguo sucio del aceite fresco filtrado, y para esto se necesitan juntas de alta calidad y piezas de conexión que se adapten a la perfección. Además, el filtro debe estar montado cuidadosamente.

Cómo fluye el aceite por el filtro

1. Carcasa

2. Válvula de sobrepresión

3. Bloqueo de retorno

4. Lado sucio

5. Lado limpio

Materiales: para la seguridad de las personas, los motores y el medio ambiente... solo lo mejor

El desarrollo de nuevos diseños y el procesamiento de materiales innovadores con la tecnología más vanguardista están a la orden del día en MAHLE. Por ejemplo, soldamos con ultrasonidos una capa de fieltro de plástico con una capa de papel. Para ello, hemos construido ex profeso una planta ultramoderna en St. Michael (Austria).

Además, MAHLE ha empezado recientemente a fabricar la carcasa de los módulos de filtro de aceite utilizando plásticos. Los componentes se diferencian de la carcasa de aluminio usada hasta ahora por sus juntas tóricas radiales sencillas en lugar de conceptos de sellado axiales. Los canales que conducen el aceite presentan secciones muy pequeñas, y el enroscado se realiza sin ejercer un flujo de fuerza directo sobre el plástico. El resultado es un peso entre un 5 y un 15 por ciento menor, lo que supone también un menor consumo de combustible.

Investigación y desarrollo para el taller: para que usted instale productos seguros también en el futuro

Desarrollo versátil: nuevos materiales y estructuras

Durante mucho tiempo, el contenido de un filtro de aceite estaba estructurado de una forma relativamente sencilla: un papel impregnado con resinas (celulosa) con el grosor y la densidad adecuados se plegaba de forma inteligente y se alojaba dentro de un cilindro metálico. Sin embargo, los requisitos que se imponen al medio de filtrado han cambiado mucho. La nueva tecnología de motores conlleva una presión más alta y una mayor nitración del aceite, algo que provoca un envejecimiento rápido de la celulosa. Se reseca y pierde su capacidad para aglutinar la suciedad. Sin embargo, se exige que la vida útil del filtro aumente. Por eso se utilizan actualmente nuevos materiales como fibras de vidrio o fibras de plástico de alto rendimiento.

Estas fibras de plástico, que se aplican en dos capas, funcionan de la manera siguiente: una capa filtra, mientras que la otra sirve de soporte y resiste ante la alta presión. Un filtro de aceite de estas características tiene una vida útil siete veces más larga que uno de celulosa, absorbe mucha más suciedad, presenta la misma permeabilidad y evita la formación de bloques de pliegues.

Desarrollo robusto: filtro hidráulico recambiable y cartuchos de filtro

Filtro hidráulico recambiable y cartuchos de filtro MAHLE

Los sistemas hidráulicos están sometidos a una alta presión de hasta 40 bar. Para ellos se necesitan filtros hidráulicos recambiables con pared gruesa y un disco de cierre estable. A menudo también se renuncia a la tapa poligonal desprendible para garantizar una resistencia a las pulsaciones aún mayor. Dado que el aceite hidráulico presenta otros componentes, MAHLE también instala en el caso de los cartuchos de filtro exclusivamente materiales extremadamente robustos, por ejemplo fieltros especiales.

Innovación integrada: módulos de filtro de aceite y de refrigerante-aceite

MAHLE integra cada vez más funciones en sus módulos de filtro de aceite: separación de niebla de aceite, regulación de la presión del aceite o del cárter y sensores de presión o de temperatura, además de radiadores de aceite. Estos módulos de filtro de aceite completos se usan hoy en día cada vez con más frecuencia en los vehículos industriales. Ahora se dispone ya de un sistema modular de filtros de aceite con numerosas piezas equivalentes, lo que permite adaptarlos a muchos tipos de vehículo. Y los fabricantes tienen en alta estima a MAHLE como socio a la hora de desarrollar su gestión del aceite. Nuestros ingenieros diseñan cada vez más a menudo las carcasas de los filtros de aceite para que sirvan como soporte para otros componentes, como por ejemplo el tubo de aire de admisión. Si también hay instalado un termostato de aceite, un termostato de refrigerante y una bomba de refrigerante, se habla de un «módulo de refrigerante-aceite». Ahorra peso y ofrece una mayor seguridad gracias al menor número de conexiones, algo por lo que cada vez es más apreciado en el ámbito de los vehículos industriales pesados.

Innovación patentada: el pin de MAHLE

Gracias al pin de MAHLE, el aceite residual fluye dentro de la carcasa del filtro de aceite casi por completo hacia el cárter de aceite a través de un orificio al hacer el cambio del filtro. El aceite antiguo se sustituye completamente por aceite nuevo, y al usar el nuevo elemento filtrante deja de salir aceite de la carcasa. Dado que cada nuevo filtro de aceite de MAHLE presenta igualmente un pin, el orificio se vuelve a cerrar con precisión y el circuito de aceite se mantiene estable. El montaje es muy sencillo: en el fondo de la carcasa del filtro hay una guía espiral con una forma similar a los circuitos para canicas. Al ajustar la tapa, el pin se desliza por esta guía hasta el orificio, encaja en él y lo cierra.

Innovación medioambiental: cartuchos de filtro de aceite ecológicos premiados

Los cartuchos de filtro de aceite ecológicos de MAHLE optimizan el proceso de reciclaje de los filtros de aceite. Constan de dos piezas fáciles de separar: una carcasa que permanece siempre en el vehículo y un cartucho de filtro que se puede sustituir con rapidez. Dicho cartucho está hecho de papel de filtrado o de plásticos que se pueden incinerar sin dañar el medio ambiente. Se sustituye al hacer la revisión y se quema en plantas incineradoras de basura con la consiguiente ganancia térmica. Por lo demás, queda reducido a un mero montoncito de cenizas.