Filtros de combustible MAHLE: los fabricantes de vehículos y motores apuestan por la calidad

Los filtros de combustible en calidad de equipamiento original de MAHLE merecen la pena en todos los sentidos: a corto plazo por los márgenes razonables y a largo plazo por los clientes satisfechos. Estos filtros funcionan en turismos, autobuses, vehículos industriales, tractores, excavadoras y palas cargadoras, ya que los motores de inyección modernos necesitan alimentarse con un combustible extremadamente limpio y homogéneo y, en la medida de lo posible, sin pulsaciones. Sin embargo, durante la producción y el transporte llegan al combustible agua y pequeños cuerpos extraños. Esto puede provocar que el motor sufra una irregularidad y se quede parado. Dado que el funcionamiento impecable del filtro de combustible es extremadamente importante, los fabricantes de vehículos y motores recomiendan sustituirlo periódicamente en los intervalos especificados.

Nuestros filtros de combustible se someten a las máximas exigencias

Los filtros de combustible de MAHLE mantienen alejados a los cuerpos extraños de forma fiable. Gracias al uso de medios de filtrado de alta calidad, el sistema de combustible queda protegido contra las partículas de suciedad por pequeñas que sean. El abastecimiento de combustible constante necesario se consigue mediante una regulación de presión y el retorno de la cantidad excedente desde la bomba de inyección hasta el depósito. Esto garantiza el funcionamiento del motor y la optimización del consumo del vehículo.

Materiales: para la seguridad de las personas, los motores y el medio ambiente... solo lo mejor

No importa si se trata de gasolina, E10, diésel, biodiésel, metanol o etanol: MAHLE tiene el filtro adecuado. Está hecho de celulosa de alta calidad, moderno plástico o de una combinación inteligente entre estos materiales. Y, naturalmente, está perfectamente adaptado al motor y al campo de aplicación.

Investigación y desarrollo para el taller: para que usted instale productos seguros también en el futuro

Desarrollo práctico: módulo de filtrado previo activo para la separación de agua

La mayoría de los motores diésel modernos presentan sistemas de inyección Common Rail que reaccionan con extremada sensibilidad a la suciedad y el agua en el combustible. Para los países con combustibles de mala calidad y con diversas proporciones de biocombustibles, MAHLE ha desarrollado una separación de suciedad y agua óptima: el módulo de filtrado activo previo alcanza en funcionamiento normal un grado de separación de hasta el 98 por ciento.

Desarrollo patentado: sistema de evacuación de agua Blue Drain para vehículos industriales diésel

MAHLE ha patentado un sistema de separación de agua automático para combustibles diésel con alto contenido de agua: se trata de Blue Drain, que funciona en varias etapas. En la primera etapa se extraen las partículas de suciedad, y en las etapas siguientes se filtran del diésel hasta las gotas de agua más diminutas. Blue Drain existe como sistema independiente o bien como pieza dentro de módulos de filtro de combustible MAHLE.

Desarrollo integrado: un módulo de filtro de combustible, múltiples funciones

Nuestros modernos módulos de filtro de combustible para aplicaciones de alta exigencia en vehículos industriales integran numerosas funciones. Además de filtros de partículas y separadores de agua, incluyen refrigeradores de carburante, filtros previos de bomba, sensor de presión del lado sucio y válvulas para el control de la presión y el volumen. A esto hay que añadir una bomba de ventilación manual, una válvula para el primer llenado en el fabricante de equipos originales, dos válvulas de retención en forma de conexiones al depósito y un sistema de evacuación de agua manual. Los módulos de filtro de combustible de MAHLE ahorran espacio, son estables y tienen el peso optimizado. Además, naturalmente, son flexibles por lo que respecta a las conexiones y la evacuación de agua.

Filtros diésel con separación de agua de dos etapas

Para las nuevas generaciones del filtro diésel, MAHLE ha desarrollado una separación de agua de dos etapas.

La etapa 1 consta de un medio de filtrado de celulosa con un recubrimiento por «meltblown» o pulverización de polímero fundido en el lado sucio para aumentar la capacidad de absorción de suciedad. Este recubrimiento también reúne muchas gotas pequeñas formando gotas grandes.

La etapa 2 se desarrolla en el lado limpio del filtro. Aquí hay un separador de agua. Este extrae del combustible las gotas de agua de forma segura.