Cartuchos de secador de aire de MAHLE: especiales para vehículos industriales

Los sistemas de aire comprimido se encuentran fundamentalmente en vehículos industriales de peso entre mediano y alto. Estos sistemas neumáticos se usan para muchos procesos de mando y regulación, y la mayoría de las veces también para el sistema de frenos. Los cartuchos de secador de aire de MAHLE se encargan de que estos componentes funcionen de forma fiable y de garantizar así la seguridad. Extraen la humedad del aire y evitan así la corrosión en piezas como conductos y depósitos. Los cartuchos para secador de aire de MAHLE Original y Knecht no solo cumplen los requisitos de todos los grandes fabricantes de vehículos industriales, sino que en ocasiones incluso los superan. Para garantizar el funcionamiento del sistema neumático, todos los fabricantes de vehículos industriales prescriben la sustitución periódica de los cartuchos de secador de aire relevantes para la seguridad.

Nuestros cartuchos para secador de aire se someten a las máximas exigencias

Mientras el compresor presiona aire en el sistema, los cartuchos del secador de aire deben absorber en poco tiempo mucho vapor de agua del aire y, una vez que el compresor se pausa, deben volver a «evaporar» la humedad acumulada, es decir, a eliminarla. Para ello, los cartuchos incluyen un secante regenerable especialmente desarrollado. Las partículas de humedad se depositan en la superficie de este granulado durante el flujo provocado por los cartuchos del secador de aire. A continuación, se expulsan al exterior mediante el aire residual junto con las partículas de humedad. Este proceso se puede escuchar mediante el siseo de los frenos.

Es peligroso que penetre aceite en el sistema de frenos de aire comprimido. En ese caso, lubrica y modifica la reacción de las válvulas. Si hay humedad en el sistema, las pastillas de freno se pueden desgastar más rápido y se produce corrosión. Los componentes relevantes para la seguridad, como válvulas, conductos o depósitos, pueden resultar dañados. Por eso es imprescindible utilizar cartuchos de secador de aire y es necesario sustituirlos periódicamente en todos los sistemas de frenos de aire comprimido.

Materiales: para la seguridad de las personas, los motores y el medio ambiente... solo lo mejor

La funda del cartucho de secador de aire está hecha de acero robusto o de polietileno (PE). Posee una rosca prensada en el lado frontal para enroscarse en el cabezal. Lo especial es el contenido de este cartucho: consta de perlas de granulado o silicona de solo 1-3 milímetros, en función del uso o del tipo de vehículo. Los materiales presentan unos poros extremadamente abiertos. La superficie general está diseñada de forma que es capaz de absorber la humedad y volver a eliminarla extremadamente rápido. De esta forma, se activa inmediatamente cuando pasa el flujo de aire desde el compresor o desde el depósito separado y se regenera por sí misma. En parte hay separadores de aceite (coalescentes) integrados en el cartucho del secador de aire, a fin de aumentar la vida útil.