Camisas de cilindro de MAHLE: para que todo salga redondo

MAHLE desarrolla y ensaya sus camisas de cilindro en estrecha colaboración con todos los fabricantes de motores internacionales. En este sentido, cada cliente tiene sus propias expectativas en lo referente al tipo o la dureza de la aleación. No obstante, todos esperan de MAHLE una fabricación lo más exacta posible bajo cumplimiento de tolerancias mínimas, algo que obtienen gracias a la excelente formación de los empleados, a las máquinas con control CNC y a la permanente supervisión de la calidad. Igual que los talleres de reparaciones en el ámbito del recambio libre.

Nuestros segmentos de camisa de cilindro se someten a las máximas exigencias

Las camisas de cilindro están expuestas a temperaturas extremas, a presiones con cambios muy pronunciados y a una fricción continua. Con cada nueva generación de motores aumentan las cargas que soportan. Sin embargo, las camisas de cilindro resisten ante estas condiciones, ya que MAHLE las fabrica con aleaciones de hierro o aluminio cuidadosamente fundidas y enfriadas. Para que queden perfectamente redondas, a continuación se rectifican con la máxima precisión. De esta forma, la superficie es por una parte tan fina que los pistones y los segmentos de pistón pueden deslizarse sobre ella sin ningún problema. Por otra parte, es suficientemente rugosa para absorber el aceite del motor, lo que genera una película lubricante perfecta.

Los materiales de los que están hechos los conjuntos (pistón montado y segmento de camisa de cilindro)

Materiales: para la seguridad de las personas, los motores y el medio ambiente... solo lo mejor

MAHLE utiliza hierro fundido con aleación y aluminio como materiales básicos para las camisas de cilindro. Así, el hierro fundido se alea con fósforo y se refina con grafito laminar. Otros elementos de aleación pueden ser el cromo, el níquel, el molibdeno o el manganeso. Refuerzan la superficie y reducen así el desgaste, p. ej. con la formación de bainita y de perlita finísima.

Distintos tipos de camisas de cilindro requieren materiales muy especiales. Por ejemplo, hay camisas que se funden junto con el bloque motor de aluminio directamente durante la fabricación. Hay otras que se prensan en orificios dispuestos en el bloque motor. Por su parte, otras se introducen con juntas en el cárter para ser enjuagadas por el refrigerante. Además, MAHLE también fabrica cilindros con aletas para motores refrigerados por aire.

En función de cada aplicación, se utiliza siempre la aleación de material óptima. Se funde respectivamente en grandes calderas de colada centrífuga y a continuación se enfría dentro de un proceso definido con precisión. Después, las piezas en bruto pasan al primer torno antes de volver a calentarse a 600 ºC durante muchas horas. Esto elimina tensiones en el material y da lugar a una estructura homogénea. Los proveedores más baratos suprimen el costoso proceso de calentamiento, pero MAHLE no se arriesga a sufrir ninguna torsión. Porcierto, las camisas de cilindro de gran tamaño, por ejemplo para los enormes motores de los buques contenedores, se deben dejar enfriar durante varios días después de la colada centrífuga.

+

Un vistazo a nuestra fundición