MAHLE también pisa a fondo en el mercado de recambios.

Los productos MAHLE están presentes en uno de cada dos automóviles de todo el mundo, ya que la empresa es uno de los 30 principales proveedores del sector del automóvil y se encuentra además entre los tres primeros suministradores de sistemas. Casi todos los fabricantes de automóviles y motores colaboran con MAHLE en todo lo relacionado con sistemas de pistones, componentes de cilindros, trenes de válvulas y sistemas de gestión de aire y líquidos.

El área de mercado de recambios MAHLE transfiere este know-how a nuestros socios en el comercio, el taller y la reparación de motores y, naturalmente, en los correspondientes productos.

¿Busca piezas de motores y filtros o componentes relacionados con los elementos periféricos de los motores? Entonces ha acertado eligiendo nuestra amplia gama de productos y aquí podrá descubrir mucho

más

Especial know-how de componentes en, sobre y alrededor del motor de combustión, fuerte compromiso con nuestros socios del mercado de recambios, criterios de calidad especialmente altos y mucho

más

Lo más importante del mercado de recambios MAHLE: las selección de clientes OE de MAHLE y algunas cosas

más

Cinco tradicionales nombres que garantizan la mayor calidad en diferentes partes del mundo. Aquí podrá encontrar lo más importante a este respecto. Con un solo clic podrá descubrir mucho

más

El grupo MAHLE es uno de los 30 principales proveedores del sector del automóvil y el líder mundial en la fabricación de componentes y sistemas para motores de explosión y sus elementos periféricos

más

Quien piensa en MAHLE piensa en primer lugar en uno de los treinta proveedores del sector de la automoción más grandes del mundo, una empresa de actividad global, un socio importante para el desarrollo y un dinamizador del sector automovilístico internacional. Sin embargo, muchos clientes, proveedores y socios no tienen presente que MAHLE es más que un grupo empresarial de éxito: detrás de la empresa se alberga la Fundación MAHLE, una organización sin ánimo de lucro que posee el 99,9% de las participaciones.

En el año 1964, Hermann y Ernst Mahle tomaron una decisión de gran calado: después de más de cuarenta años de vida de la empresa, era el momento de resolver la sucesión. Marcados por el caos político y social de ambas guerras mundiales e inspirados por la concepción ideal del ser humano del antropósofo Rudolf Steiner, los fundadores de la compañía no solo se preocupaban de la continuidad de la misma. Para ellos era igual de importante expresar su profundo sentimiento de responsabilidad social. Así, después de que MAHLE se volviera a consolidar firmemente tras la reconstrucción, los hermanos entregaron la obra de su vida y su propiedad a la organización sin ánimo de lucro Fundación MAHLE, que posee desde entonces casi todas las participaciones de la empresa. El derecho de voto corresponde a MAHLE Beteiligungen GmbH (MABEG), constituida poco antes, que hoy en día se denomina “Verein zur Förderung und Beratung der MAHLE Gruppe Deutschland e. V.” (asociación registrada para el fomento y el asesoramiento del Grupo MAHLE, Alemania).

Así pues, mucho antes de que el término sostenibilidad estuviera en boca de todo el mundo, Hermann y Ernst Mahle sentaron las bases para una forma de actuar orientada hacia el futuro y la sociedad. Los principales intereses de la Fundación MAHLE son el fomento del sistema sanitario, la asistencia a la juventud, la educación popular y la formación profesional en general, así como la agricultura ecológica. Entre los principales beneficiarios del patrocinio está desde siempre el hospital “Filderklinik” cerca de Stuttgart, cuya creación en el año 1975 se debe de manera decisiva a la Fundación. El apoyo económico a la sinergia de una medicina científica moderna con la medicina antroposófica integral continúa hasta hoy. Desde 2006, la Fundación MAHLE es además socio de “Filderklinik GmbH”, también de utilidad pública. Asimismo se fomentan la pedagogía Waldorf y proyectos de investigación de la Universidad de Witten/Herdecke, así como múltiples proyectos sociales y culturales en Alemania.

Como empresa de actividad internacional, MAHLE también considera natural el hecho de asumir una responsabilidad global, secundada por los muchos empleados que participan como voluntarios. En Gran Bretaña, por ejemplo, se ayuda al servicio de rescate aéreo y a la “Elim Newlife Foundation”, que se ha consagrado a la integración de refugiados de Kosovo. En Estados Unidos se colabora con la organización de ayuda “United Way”. Un punto fuerte de las actividades internacionales se encuentra en Sudamérica, concretamente en Brasil, donde la Fundación MAHLE constituyó en el año 2007 la “Associação Beneficente MAHLE”, una organización benéfica que quiere posibilitar una buena atención médica a todos los estratos de la población en este país de contrastes sociales extremos. Precisamente en Brasil se hace patente la filosofía de MAHLE: hacer directamente partícipe a la sociedad del éxito económico de una de las sedes con mayor volumen de ventas con sus cerca de 10.000 empleados.

Ni los socios de MABEG ni los de la Fundación consiguen ningún tipo de patrimonio personal por su participación, sino que simplemente administran de forma fiduciaria el patrimonio de la Fundación MAHLE. A la Fundación solo se le asigna una parte limitada de los beneficios, la mayor parte permanece en la empresa porque solo quien invierte en el propio futuro podrá asegurar el de los demás.