Ejemplos de la práctica

LA PIRATERÍA DE MARCAS Y PRODUCTOS DAÑA A FABRICANTES, DISTRIBUIDORES Y CONSUMIDORES. LAS COPIAS DESCARADAS Y LAS FLASIFICACIONES DE MALA CALIDAD NO SOLO SON PELIGROSAS, SINO QUE SUPONEN UN TREMENDO COSTE PARALA INDUSTRIA: DESTRUYEN CAPITAL Y PUESTOS DE TRABAJO. NINGÚN FABRICANTE DE PRESTIGIO ESTÁ LIBRE DE LAS FALSIFICACIONES, POR TANTO, MAHLE TAMPOCO. SIN EMBARGO, MAHLE TIENE SUS MEDIOS Y VÍAS PARA PROTEGER SUS MARCAS Y SUS PRODUCTOS.

Las imitaciones de productos parecen estar de moda. Son cada vez más las empresas de dudosa reputación que imitan productos de calidad de marcas de renombre, incluso con su embalaje, con la esperanza de una ganancia fácil utilizando ilegalmente marcas de prestigio y materiales de baja calidad. Como marcas líderes, MAHLE Filter y Knecht no son inmunes a estas prácticas.

Las imitaciones de productos en componentes de automóviles no son delitos de guante blanco sino un verdadero peligro: los ejemplos aquí mencionados no sólo dañan la reputación de las marcas afectadas, sino también al motor, y con ello a todos aquellos en la cadena de distribución que venden e instalan estos productos. Además no es sencillo reconocer los plagios; por norma general no se puede identificar la imitación ilegal exteriormente. Por esta razón nuestros expertos analizaron el interior de dos falsificaciones particularmente osadas.

El filtro de aceite: La imitación no funciona

Ensayado y rechazado
El supuesto OC 257, que fue remitido a MAHLE Aftermarket para su comprobación, no era sospechoso a primera vista. No obstante, tras rascar un poco el texto impreso aparecieron las primeras dudas: la pintura se desprendía fácilmente con la uña.

 

A la izquierda el producto original con la impresión resistente a la abrasión. A la derecha la imitación, en la que el texto impreso se desprende fácilmente con la uña.

La ranura: Posible fuga


Disco de cierre: desde el exterior no se ven diferencias.

Pero en el interior la imitación no tiene ranura de refuerzo.

Elemento filtrante: Pequeño y malo
Inspeccionando el propio elemento de filtro se observa que este es 10 mm más corto que el original. Como consecuencia de ello la superficie de filtración se reduce un 9 %, por lo que se pierde rendimiento y se retienen menos impurezas. Además el elemento de filtro tiene 60 pliegues en lugar de 80. Debido a la falta de pliegues la superficie de filtración se reduce otro 25 %. Esto quiere decir que sumado al 9 % anterior, la captación de impurezas se reduce un 34 %, lo mismo que la vida útil.

También llama la atención la geometría irregular de los pliegues. En algunas partes el plegado es demasiado compacto, casi uniéndose los pliegues, mientras que en otras hay una separación excesiva. A su vez en algunas zonas el elemento filtrante no está pegado al disco de cierre, de modo que aquí el aceite pasa directamente del lado sucio al lado limpio. 

A la izquierda el original, a la derecha la imitación: elemento de filtro más corto y plegado irregular.

En detalle se observa que el plegado es deficiente, y que se ha despegado en algunas zonas

Válvula antidrenaje: Mal asunto
Un punto particularmente crítico es el cierre entre el lado limpio y el lado sucio en la válvula antidrenaje. En los filtros de las marcas MAHLE y Knecht, el elemento filtrante se distingue claramente por su radio preciso, que en combinación con una pieza de precisión moldeada en goma sirve como válvula antidrenaje perfecta. En la imitación, por el contrario, sólo se puede ver un borde de chapa de aristas vivas, a través del cual el aceite puede pasar, sin filtración, del lado sucio hacia el lado limpio.

En el original hay un cierre de precisión.

En la imitación, hay un borde de chapa de aristas vivas a través del cual pasa aceite sin filtrar.

En el original la válvula antidrenaje está formada por una pieza de precisión en goma. A la derecha, en la imitación, se utiliza una arandela de goma punzonada que no cierra correctamente. Como consecuencias de ello el filtro puede vaciarse completamente una vez que se para el motor (montaje horizontal o invertido) y en el siguiente arranque del motor, deberá volver a llenarse completamente. Hasta que no esté lleno, el motor no alcanza la presión de aceite requerida, por lo que a largo plazo se incrementa el desgaste de sus componentes (como los cojinetes de bancada, árbol de levas o cilindros).

Fallo en el bypass
Para terminar de rechazar la imitación, no hay más que mirar su válvula de bypass. La función de este elemento consiste en garantizar el suministro de aceite de motor en cualquier circunstancia, por ejemplo, si el elemento de filtro está completamente obturado o si la temperatura exterior es extremadamente baja (el aceite se vuelve muy viscoso). En la imitación esta válvula no funciona. La tensión del muelle es tan baja que se encuentra permanentemente abierta, aun en condiciones de trabajo normales, de modo que el aceite sin filtrar estará pasando continuamente hacia el motor. Ello quiere decir que el filtro de imitación no cumple con su función, de modo que el motor sufrirá daños relativamente pronto.

La válvula de bypass de MAHLE

La imitación del filtro de combustible: No filtra

El mecanismo inútil en el filtro de imitación

Plástico en lugar de aluminio
El filtro KL 72 falsificado llegó a MAHLE Aftermarket de una manera particularmente vil, dentro de un embalaje Knecht antiguo que estaba claramente falsificado. Al abrir la caja se hizo evidente de inmediato que sólo podía tratarse de una falsificación. Mientras que el filtro original se fabrica en aluminio, esta imitación barata era de plástico. Además había un error en la identificación: en lugar de la denominación alemana «Kraftstofffilter» (filtro de combustible) se leía «Krarislofffilter».

Nuestro modelo KL 72 se fabrica en aluminio. Los imitadores se conforman con plástico ... y errores de ortografía en la carcasa (véase la ilustración).

Cero estanqueidad
A primera vista el elemento de filtro no mostraba anomalías, aunque escondía una deficiencia importante: la arista viva no es apta para la separación entre lado limpio y sucio, ya que se necesita un radio para ello. Por otra parte, las diferencias de medida entre el agujero del elemento filtrante y la pieza que se introduce dentro del mismo son tan grandes, que no se puede esperar ninguna estanqueidad. El combustible pasaría del lado limpio al lado sucio sin filtración.

Se sustituyó el radio por un simple reborde. La consecuencia es la falta de estanqueidad.

Violación intencionada de marca por imitación de Knecht y filtros MAHLE Original: la empresa “Bavaria Filter Werke” no existe... y con seguridad los dos fabricantes no son “proveedores de equipo original”.

Las piezas de recambio para el automóvil son importantes para el funcionamiento, la seguridad y el valor de los vehículos. Si la pieza está hecha con un material de calidad insuficiente existe peligro para la seguridad vial. Esto resulta evidente en las piezas más directamente relacionadas con la seguridad, como las pastillas de freno, pero otros componentes también entrañan riesgos: unas válvulas de motor rotas o atascadas pueden provocar una parada repentina del motor. Los filtros de combustible de mala calidad pueden presentar fugas con el consiguiente riesgo de explosión. Los filtros de aceite con capacidad de filtración insuficiente no retendrán las partículas de suciedad del aceite incrementando el desgaste en el motor y la probabilidad de daños importantes en el mismo.


PIRATERÍA DE MARCAS: UNA ILUSIÓN ÓPTICA
El mercado de piezas de automóviles, como cualquier otro mercado, está invadido de productos que imitan el nombre o el diseño del embalaje de marcas de renombre y que sugieren al cliente una calidad de producto que a menudo no se ajusta a la realidad. Los expertos hablan en estos casos de piratas de la marca. Suena inofensivo, casi como una ofensa sin importancia. Las consecuencias y peligros son muy extensos y los daños producidos por los productos falsificados son enormes. Por ello la legislación ofrece a los fabricantes de productos originales la posibilidad de actuar contra la piratería y prohibir el uso fraudulento de su marca o la imitación de su embalaje.

LA PATENTE: PROTECCIÓN DE LAS IDEAS E INVERSIÓN
El desarrollo de piezas nuevas para automóviles requiere inversiones considerables que deben recuperarse a través del precio del producto para así permitir el futuro trabajo de investigación y desarrollo. MAHLE protege sus nuevos desarrollos mediante patentes: Otros fabricantes pueden copiar estos productos transcurridos 20 años o bien deben adquirir una licencia. De esta manera los costes de inversión pueden amortizarse en un período de tiempo largo y no es necesario recuperarlo rápidamente a través del precio del producto.

¿VIOLACIÓN DE MARCA O PATENTE?
Cuando MAHLE descubre un producto de la competencia o un producto pirateado, por ejemplo por aviso de los distribuidores, representantes comerciales o por un hallazgo en Internet, primero se adquiere un ejemplar, es decir, la prueba. Se envía al departamento de patentes de MAHLE donde se comprueba si incurre en una violación de la marca. Este es el caso si el aspecto exterior es lo suficientemente parecido para inducir a pensar que se trata de un producto MAHLE. Sin embargo, es mucho más difícil comprobar si se viola la patente. Los filtros de aceite OX 171 producidos por MAHLE, por ejemplo, están protegidos por al menos cuatro patentes. El especialista en patentes comprueba paso a paso si el producto en cuestión concuerda con lo especificado en la patente.

LA CONSECUENCIA PARA LOS PIRATAS: MODIFICAR, COMPRAR O PAGAR UNA MULTA
Si MAHLE confirma la violación de una marca o patente, MAHLE intenta alcanzar un acuerdo amistoso con el infractor. El producto se modifica de tal manera que ya no viole la patente o bien será comprado directamente a MAHLE en el futuro. Si no se llega a un acuerdo, el acusado deberá atenerse a las consecuencias: indemnización por daños y perjuicios, reembolso y mandamiento de cese. Si el acusado no ha fabricado él mismo el producto, sino que lo ha adquirido por otra vía, deberá cumplir con su obligación de informar y descubrir a su proveedor.

Evidentemente también pueden existir casos en el que el propio distribuidor acusado ha sido víctima de un engaño. En ese caso el distribuidor tendrá que interponer una reclamación de daños y perjuicios contra su proveedor, la cual podrá presentar fácilmente con ayuda del mandamiento de cese logrado por MAHLE.

LUCHA CONRTA EL CRIMEN DESDE LA RAÍZ
Determinar el origen del cual proceden los productos falsificados es uno de los instrumentos más importantes para luchar contra la piratería de marcas y productos. Conocer qué distribuidores o fabricantes nutren o pretenden invadir el mercado de productos que violan marcas o infringen patentes contribuye a poner fin a las actividades de los auténticos culpables de las falsificaciones y así proteger el mercado – y por tanto también el comercio, el taller y los conductores – de la piratería de marcas y productos.

Para mantener alejados los productos falsificados de los mercados, MAHLE también tiene la posibilidad de poner en aviso a la aduana y detener los productos sospechosos en la frontera, con ayuda del denominado procedimiento de confiscación fronteriza pudiéndose incautar y destruir las falsificaciones.

Una imitación del OX 171 con “pina“ y dos violaciones de patentes MAHLE: la pequeña junta no está montada (se adjunta suelta y sin instrucciones de cómo montarla) y la junta está adaptada al disco de cierre.